martes, 2 de febrero de 2010

Alguien que me quiera (Critica TV)


Para reemplazar a “Valientes”, el gran éxito de audiencia de Canal 13 del 2009, ayer se emitió el primer episodio de la comedia “Alguien que me quiera” con un raiting de 24.7 puntos, nada mal para un verano de la televisión argentina, protagonizada por actores y actrices de aquellos considerados taquilleros para el género: Andrea del Boca, Osvaldo Laport, Susú Pecoraro y Miguel Ángel Rodríguez. Sin embargo la propuesta transita por los caminos más trillados y estereotipados del género: buenos y malos, ingenuos y traidores, empresarios malvados de la clase media-alta y sectores populares de la clase media-media bonachones, romances conflictivos, familia, enredos, que transitan por la escenografía de un mercado minorista (de aquellos que ya no existen más y si existieran tampoco serían así, y lo digo con conocimiento de causa) cuyo parecido de familia estético y diegético recuerda haciendo un gran esfuerzo de imaginación a “Mercado de Abasto”, la gran película argentina de la década de 1940. Lamentablemente los personajes son muy unidimensionales lo que limita las capacidades actorales de los protagonistas, demasiado capturados por los estereotipos que les asignaron para interpretar y sin mucho juego como para componer algo más compuesto. Solo Osvaldo Laport parece querer poner un poco de actitud, en tanto a Miguel Ángel Rodriguez se lo ve perdido, y a Susú Pecoraro y Andrea del Boca desencarnando a sus personajes. En fin. Es el eterno problema de este tipo de comedias argentinas: la rigidez de la estructura y la absoluta simplicidad argumental propia de la telenovela de la tarde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada